Nuestro Propósito


Trabajamos en una industria muy masculina y competitiva, sabemos que nuestra inclusión como mujeres es un desafío diario, un reto que nos moviliza entre muchas cosas a buscar posiciones y sueldos igualitarios, y que tiene diversos aspectos, algunos tan básicos como el vestuario.

El utilizar ropa industrial que no fue creada para mujeres, incómoda y muchas veces en tamaños más grandes que el nuestro, sumado a zapatos muy pesados, fríos y que nos rompen los pies, es también una forma de exclusión. Todo difícil de poner, difícil de sacar, y difícil de trabajar con ello. Es por eso que siendo mujeres que hemos trabajado por años en la industria, decidimos crear ropa industrial femenina especialmente diseñada por nosotras y para nosotras.

Sentirnos más cómodas, más seguras y livianas es nuestra premisa, para complementar entonces nuestro múltiple empoderamiento en nuestro trabajo, sin perder nuestra esencia como mujeres.